La vida antes de las cinco. Cómo tener “so much fun ”.

O AL MENOS CÓMO INTENTARLO. En un lugar al otro lado del Canal de la Mancha, de cuyo nombre no puedo acordarme porque es imposible de pronunciar sin escupir tres veces por el camino, vivía una risueña y castiza princesa que decidió mudarse a Britishlandia por allá el mes de Septiembre, cuando los pajaritos cantaban, las nubes se levantaban y los días duraban hasta el … Continúa leyendo La vida antes de las cinco. Cómo tener “so much fun ”.

Operación: Bilingüismo. “Struggling” hasta con el apuntador.

España, icono de flamencas y paella de mariscos con mantel de lunares. España, genuina tierra donde la gente bebe y come hasta las cinco de la mañana. España, rincón de fiestas y descansos, siestas y gente que habla alto. España, maravilloso país de sol y playa donde nadie nos enseñó que eso de hablar inglés lo mismo era útil y servía para algo. Quinto mes … Continúa leyendo Operación: Bilingüismo. “Struggling” hasta con el apuntador.

He aprendido a caminar por la lluvia. Una de amor.

He aprendido a caminar por la lluvia, y sabe a que en algún momento llamaremos a esto: casa. El otro día volví a pasear por Britishlandia. Salí tras un periodo de cuatro meses en los que solo he conocido el paseo de casa al trabajo del trabajo a casa y al bar de la esquina los días libres. Salí a caminar después de haber vuelto … Continúa leyendo He aprendido a caminar por la lluvia. Una de amor.

Homesick

O la morriña de toda la vida… Una de las cosas para las que nunca estás suficientemente preparado es para este capítulo conocido como “Homesick” o morriña en castellano. Ese sentimiento que te invade el cuerpo los días lluviosos (que en este país son muchos) y te atormenta la cabeza, recordándote hasta el olor de las lentejas con chorizo que nunca comerías en casa de … Continúa leyendo Homesick

Los “kitchen porter” de Europa. Dirty Dancing, PARTE II. (Continuación)

TRAS EL DOMINGO DE PRUEBA… Después de este agotador y chunda chunda workday mi Boss me recoge en mi hostcasa de Crichu y me lleva a ver las habitaciones de los currantes. Aquí es donde realmente empieza el universo: DIRTY DANCING. Al llegar al recinto donde se encontraba dicho edificio. Yo estaba tranquila y dispuesta a sorprenderme por una acogedora y dulce habitación inglesa. Mi … Continúa leyendo Los “kitchen porter” de Europa. Dirty Dancing, PARTE II. (Continuación)

La española que llega a trabajar al hotel: adentrándome en Dirty Dancing. PARTE I.

Todo español que se precie debe venir a Inglaterra con un plan A, es decir, antes que el B tener un sitio donde asentar el culo o un contacto que te salve de las lluvias torrenciales que llegan exactamente dos minutos más tarde del sol del Sahara. En mi caso, vine con un viaje super pack-preparado. Una amable española que organiza viajes con su hermana … Continúa leyendo La española que llega a trabajar al hotel: adentrándome en Dirty Dancing. PARTE I.

Aquí seguimos, racionando el jamón serrano.

Dejando de ser una princesa y haciendo frente a las entrevistas de trabajo. Una semana más tarde ya tenía hecha una especie de nueva rutina: clases por la mañana, comida, paseos por la noche, cenas con CL y escribir. No tardé demasiado en adaptarme a este horario, el clima (inesperadamente bueno) me lo puso muy fácil. De vez en cuando me iba de viaje con … Continúa leyendo Aquí seguimos, racionando el jamón serrano.

Arrivederci Roma.

Welcome to England. Comenzaré este episodio, haciendo un pequeño inciso que creo imprescindible: toda española que se precie tiene que conocer un grupo de italianos al viajar a Inglaterra. Esto es así “A truth as a temple”. Yo, que soy muy respetuosa con este tipo de tradiciones tuve la preciada suerte de conocer a mi grupito de italianos en la escuela cristiana en la que … Continúa leyendo Arrivederci Roma.

Adáptate antes de que se haga de noche

Deshacer la maleta fue como desenterrar el tesoro en una nueva isla desierta. Debía elegir el nuevo sitio de cada cosa y hacerlo como un perrillo al olisquear un nuevo ambiente, despacito y con los ojos abiertos. Eso procuré al principio, pero lo cierto es que al final todo acabó tal cual estaba en la maleta (burruño incluído, burruÑÑÑÑÑÑO- ay que a gustito me he … Continúa leyendo Adáptate antes de que se haga de noche