SIN NOTICIAS DE ESPAÑA

Diario de una hija más de la crisis

Hace tiempo dejé de seguir las noticias de España.

Hace tiempo que ya ni me sorprendo, ni me lamento, ni resoplo en acordes mayores abandonando el ordenador con los titulares más surrealistas.

Ahora me siento a escribir con una sensación agridulce en la esquina frontal de mi lacrimal derecho. Y sigo. Quiero decir que hace tiempo que mi voz se resume a las letras que ahora mismo compongo para intentar animarme a volver a casa y a darlo todo por empezar a vivir mi vida allí.

 

Y sigo. Asumiendo, aceptando, acostumbrándome a la siguiente ley del absurdo.

Desde que di el paso afuera hay pocas noticias que quiera seguir, no pintan muy bonito y no me las quiero creer y para querer volver, puede que sea mejor así, sin noticias de España.

Cuando me fui me prometí que sería temporal, solo un tiempo, solo para coger el idioma y luego volver y empezar a buscar algo más enfocado a lo “mío”. Prometo que a día de hoy mi cabeza sigue con esa meta en mente, pero las expectativas de futuro no parecen muy prometedoras.

Que no nos lo van a poner fácil. “Que la cosa está muy mal”, como himno nacional y alarma despertador de los noticiarios nacionales. Que “que mala suerte ser joven en este momento”… la mala suerte es tener que escuchar cada una de estas frases por cada curriculum impreso terminado en un “ya te llamaremos”. Se empieza así, preguntándose a dónde se quiere llegar, qué se quiere hacer en la vida y se termina echando suerte en todo aquello que termine en: contrato indefinido.

Indefinidas son mis ganas de empezar a trabajar. Indefinidas son mis ideas, mi ilusión, mi alegría por empezar a vivir al margen de mi familia. Y por qué no decirlo, indefinidas también son mis ganas de callar todas aquellas bocas que se lamentaron por cada joven que escuchó un “no” como apellido de curriculum.

Y que la única solución sea intentarlo de nuevo, volver a elegir entre colores, entre bandas sonoras, entre megafonías de caravanas recorriendo las calles de Madrid en busca de algún alma indecisa.

Daría mi voto al primero que me prometiera que tendremos trabajo al volver a casa, que después de años estudiando una carrera y haber salido al extranjero para volvernos bilingües no tendré que hacerme tres masters más en alguna chorrada de organización empresarial o marketing online para servir cafés en un Starbucks de Madrid. Lo daría, si pudiera votar, pero el voto a distancia es muy “eficiente” y con la tontería miles de jóvenes españoles nos quedaremos sin dar nuestra palabra en las urnas, por ello quizás me encuentro con la necesidad de darla aquí, ahora.

España es un país de titulitis y hace años ya que dejamos de valorar a las personas por su buen hacer, y lo hemos asumido.  Al igual que asumimos las leyes que matan nuestra cultura, nuestro teatro, nuestras tradiciones o mejor dicho nuestro sentido común. En un país sin unión donde cada uno quiere su propio pasaporte, en un país sin amor donde cada uno quiere su propia relación de 7 minutos, en un país sin compromiso donde se firman acuerdos semanales y se paga en negro por día. Sigo sin entender donde ha quedado España. Y yo me muero por volver, porque es el lugar donde mejor lloro, donde mejor camino, donde perderme suena a aventura y hay cenas familiares los domingos. Pero volver a mi cuarto de paredes con posters de famosos… me resulta como ponerme un vestido de cinco tallas menos, y crear la vida a nuestra medida es complicado.

Que siempre ha sido difícil, eso ya lo sabemos, somos hijos de la crisis y crecimos sin concebir un telediario sin lágrimas, casas demolidas, colores políticos o banderas del Europarlamento.

Somos hijos de la crisis y aprendimos a entender las lágrimas de nuestros padres y las palabras de nuestros profesores cuando nos alentaron a estudiar cuanto más mejor para ser competitivos y alcanzar un puesto de prestigio. Ahora como buenos hijos de la crisis, tras haber ingresado millones en educarnos, somos los cerebros mejor preparados de todo Europa, esperando una oportunidad para poder empezar a volar sin permiso.

IMG_20160223_005928

Y aquí me tenéis, cerrando cajas de la primera vida que he sido capaz de crear, en Inglaterra.

No lloro al país que me ha dado la oportunidad de empezar, de crecer, trabajar, independizarme y pagar mis propias facturas. Y tengo que decir que aunque duelan a final de mes, soy feliz pagando las millonarias facturas que en este país parecen importantes para… mantener las calles impolutas, las joyas de la reina y alguna tontería más. Pero al menos pude empezar a trabajar, al menos pude decorar mi propia casa.

Cerrando cajas  y empaquetando todos los recuerdos que este país me ha dado la oportunidad de crear, porque aquí he aprendido a volar con otros vientos. Veremos ahora qué tal se da a contracorriente.

Aquí me veo, mandando curriculums como pasaporte de vuelta a casa. Dejando el amor de mi vida al otro lado del charco para invertir mi energía en el amor que me movió a venir aquí: volver a España.

¿Qué pasará? Es el dominio del misterio, el álgebra más enrevesado, las matemáticas del “lo hacemos y ya vemos”.

Apostar por un futuro en el país que me enseñó a caminar, dejando atrás el que me enseñó a correr y sin tener claro si este es el movimiento adecuado.

Porque al fin y al cabo cómo vamos a saberlo si seguimos así… sin noticias de España.

Anuncios

9 comentarios en “SIN NOTICIAS DE ESPAÑA

  1. Duro y real como la vida misma.
    Tengo una hija en tus mismas condiciones, es feliz con su nueva vida, pero se que aun lo sería más con los suyos y en la tierra que la vio nacer.
    El signo de los tiempos, o el designio de una sociedad mal conformada, no lo se, sencillamente la echo de menos…

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario José Luis. Entiendo lo que es la morriña y el echar de menos a los tuyos, pero si te sirve de consuelo los que tenemos raíces fuertes siempre volvemos a nuestra tierra, aunque sea duro y nos cueste reconocerla. Por suerte siempre estáis los nuestros para recordarnos y dar sentido a la palabra “hogar”. Un abrazo muy fuerte y mucho ánimo.
      Emma.

      Me gusta

  2. Muy buenas Emma y me he deleitado leyendo tu expresión de sentimientos a flor de piel que de forma tan sublime la plasmas en papel, me fascina que uses el castellano con una prosa fina y elegante adornando cada idea.
    Te felicito y te mando energía positiva desde Oxford porque llevo aquí 3 meses y medio buscando mi camino en la vida.

    Te paso un enlace donde analizo las causas de que no haya noticias de España ni se le espera, su economía adolece de nuevos y modernos modelos productivos y trato de compararla a la economía de UK, esperando que sea de tu agrado.

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola de nuevo Emma, solo decirte que he publicado en mis redes sociales tu artículo y a la gente le está encantando.
    Al releerlo solo le encuentro una idea con la que discrepo y es que esas millonadas de las que hablas en forma de tax no se emplean en tonterías, mantener las joyas de la reina o calles impolutas. Los TAX e IN son la contrapartida que hay que pagar para disfrutar de sanidad gratuita,desempleo y pensión de jubilación.
    En España es la empresa quien paga las cotizaciones social por cada trabajador contratado (salario bruto) ,mientras que en Inglaterra es el trabajador quien lo paga y de este modo no se asfixia a las empresas ni se les obstaculiza el contratar personal.

    Me gusta

  4. ¡Joe Emma!que emotivo!te has pasado!
    Se nota que eres una chica muy especial,emotiva,inteligente,buena persona,¡y más maja que las liras esterlinas!
    Sabes que te sigo en Youtube,me gusta verte porque me aportas todo lo que acabo de exponer.
    Sólo puedo decir que si quieres,me mandes un privado o un comentario por Twitter o Youtube(EcoVictorSierra),y me digas lo que estudiaste y te ayudaré,a dúo contigo,a buscar un trabajo aquí en España.
    Siento que te tuvieses que marchar.Veo tus vídeos y este post y se me cae el alma al suelo de lo injusto que es que estés allí por culpa de políticos insensibles al dolor ajeno al de un despacho o un escaño.
    Vivo en Bilbao,puedo entregar tus cv en esta zona si te sirve,al final entregar un cv en mano es más cálido que por mail.Aparte de eso puedo ayudarte a buscar ofertas de trabajo en el resto de España por internet,o darte alguna idea accesoria de por donde buscar.No es mucho lo que puedo hacer por tí,ojalá fuese empresario y tuviese la capacidad de contratarte ahora mismo,pero simplemente soy un trabajador por cuenta ajena Emma.
    Sé optimista,es la base para encontrar un trabajo(sé que esto lo sabes,porque eres lista,se te nota).
    Todo se arreglará 😉
    Eres grande.Vales millones,tenlo siempre presente.
    Un besito muy,muy,muuuyyy grande de este norteño que está justito al otro lado del Cántabrico.
    Eneko.

    Me gusta

  5. Desde hace poco sigo tus videos ya que estaba al pendiente del Brexit y fue alli donde vi el primer video tuyo.

    Poco a poco he estado viendo algunos otros, es increible ver las similitudes de UK con Japon (Pais donde me encuentro), alguno veces me he preguntado si al ser islas a pesar de ser tan distantes geologicamente sea el motivo de sus similitudes.

    En cuanto a este articulo puedo entender a la perfeccion tus sentimientos (Soy de Colombia) y me acorde lo que senti cuando llevava tan solo un ano aqui (Llevo ya 6).

    Lo unico que te puedo decir es que estes donde estes, y pase lo que pase tu pais lo llevas dentro y sin importar el tiempo tus raices jamas seran cortadas. El futuro ya sea en tu pais o como embajadora de tu pais en UK u otra parte espero que sea el mejor.

    Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s