¿DÓNDE ESTÁ MI HOGAR AHORA?

Todo comenzó al salir de España…

Empezó con el cambio climático, no el provocado por la contaminación y el deshielo de los polos, no, ese no. Me refiero al cambio climático que llegó con la primavera a Inglaterra. Esa que te sorprende con días de sol de Benidorm y los ingleses se volviéndose locos sacando a la calle sus combinaciones de calcetines y chancletas de playa, pero después te regala días monzónicos de mantita y peli, solo para que recuerdes que sigues aquí, en La isla británica.

Al borde de los primeros brotes de flores en los árboles yo compré un billete de ida y vuelta y me regalé un viaje a Madrid.

IMG_20160523_141726.jpg

 

 

 

 

 

 

 

Después de cinco meses no sé como explicar lo mucho que deseaba abrazar a mi madre, besar a mis hermanos, perderme por la Gran Vía, comerme unos huevos rotos y bailarme un reggaeton con mis amigas. Mucho, deseaba locamente volver a casa, volver al hogar.

Cuando das el paso y decides marcharte, nunca te planteas que será por tanto tiempo, de saberlo nunca lo harías. Nunca te atreverías a “dejarlos atrás” y sólo con el tiempo consigues darte cuenta de que fuera a 1600 millas nunca habían estado tan cercanos a ti. Porque los llevas contigo, son tu brújula y tu mapa de viaje, esos que no entienden de rutas pero saben perfectamente como regalarte la sonrisa cuando te sientas en tu cuarto solo tras una semana más de trabajo, lluvias y tu contacto humano en números rojos.

Al llegar descubrí que jamás en la vida los abrazos habían sido tan auténticos y verdaderos, tan bellos, tan reconfortantes, tan sinceros.

Dí una sorpresa a mi familia, esa que no esperaba verme hasta septiembre. Sorprendí también a mis amigos. Caminé por las calles más soleadas y repletas de turistas que me regaló la mejor capital española en primavera. Sentí que este regalo era perfecto. Y me sorprendí cuando tras cinco meses de espera me senté en mi cama, en mi cuarto y me dí cuenta de que… este ya no era mi hogar.

Esa, mi cama. La que durante tantos años soportó meses de insomnios producidos por las sobredosis de estudio, los desamores, los amores, los mimos con mi perra y las tardes sentada imaginándome una vida en Inglaterra. Ella se había convertido en un mueble más.

A medio camino entre mi país y mi corazón me pregunto, ¿dónde está mi hogar ahora?.

Bailando por las calles más vivas de Madrid me sorprendo pensando en infinito y regalándome el mayor de los tesoros: el haber crecido libre.

Cuando das el paso nunca piensas que llegarás tan lejos, porque de saberlo no aguantarías. Acostumbrarse a la inestabilidad es algo que suena surrealista, pues es tan realista como que hoy aquí, en Inglaterra, no va a dejar de llover.

Pero te vas planteando metas de días, meses, hasta que pasas el medio año y caes en la cuenta de que esto no ha sido ningún intermedio en tu vida, es básicamente un año de ella, es vida.

Me costó mucho comprender que esto que ahora estoy haciendo es una inversión, pero también es un nuevo camino.

Te acostumbras a vivir en diferido, y dejas de hacerlo cuando dejas de pensar en España y te centras en tu presente en Inglaterra. Empiezas teniendo todo doble: tarjetas del banco, tarjetas SIM del móvil, móvil, enchufes con adaptadores, amigos… con el tiempo acabas guardando la tarjeta española y conectando solo tu SIM inglesa, te has establecido, te has asentado. Es oficial.

Justo en el momento en el que conseguí un nuevo trabajo fue cuando me dí cuenta de que no me puedo llamar nunca más nómada. No cuando ya tengo mi casa, mi trabajo de más de 30 minutos de “break”, mi compañero apoyándome a capa y espada, mis amigos enviándome energía para que siga así escalando peldaños y volviéndome bilingüe y mi familia como constante de vida.

Y yo sigo siendo la misma, la misma que piensa cinco veces antes de hacer una frase en condicional y la misma que compra galletas de higo creyendo que son galletas de chocolate. Porque las cosas no cambian.

Con el corazón dividido entre España e Inglaterra, repito ¿dónde narices está mi casa ahora? ¿Es esto lo que se siente?

PicsArt_1464021380659

Con el corazón en la mano a veces me he sorprendido llamando hogar a Inglaterra y he entrado en una extraña sensación de shock anafilactico.

A medio camino entre la locura y la certeza de no haber sido nunca tan cuerda me sorprendo perdida sin reconocer mi punto de encuentro, mi área de confort, lo que antes solía llamar “hogar”, lo que antes solía ser España.

Dicen que cuando te vas fuera de tu país por más de un año sientes algo así, algo parecido. De pronto dejas de llamar a las cosas “raro” o distinto y te familiarizas hasta con tus mayores temores. Ya no hay retos insuperables, hay saltos del día a día, que poco a poco tú has sido superando.

Hace ya 9 meses que llegué a la comarca, y aunque con vosotros la sigo llamando comarca, lo cierto es que para mí ya se ha convertido en algo más que una comarca y tiene el tamaño perfecto, la densidad de población adecuada y el nivel de lluvias monzónicas proporcionales a todo lo aprendido en 9 meses de montañas rusas. Porque aquí he aprendido a ser mayor y gracias a sus calles estrechas, las campanadas del priorato a las cinco de la mañana y el acento escocés del dependiente del súper, he aprendido a ser la mujer que a día de hoy me considero.

Nunca las lágrimas tuvieron mejor recompensa, nunca la desesperación tuvo mayor eco, nunca los abrazos de mi madre supieron tan bien. Y os aseguro que no hay nada como esta sensación. Ahora mi casa soy yo misma.

Soy una nómada de corazón abierto a la vida. Soy libre. Soy lo que yo quiera ser. Y si tuve que aprender a llorar en otro idioma para conocerme, entonces… ha valido la pena. Soy lo que quiera ser cada día de mi vida y voy a donde mi cuerpo dirija. Mi hogar soy yo misma.

Soy un caracol.

 

Continuará…

 

Emma Muñoz

Anuncios

26 comentarios en “¿DÓNDE ESTÁ MI HOGAR AHORA?

  1. Quisiera dejar un comentario diciendo cuánto me ha gustado este post pero me ha entrado algo en un ojo (algo como agua). ¡Enhorabuena! por ser libre, por haberte convertido en “ciudadana de un lugar llamado mundo” y por hacer, con tus palabras, que nos sintamos identificados.

    Le gusta a 1 persona

  2. Muy buenas Emma y enhorabuena por el artículo y lo bien que usas nuestro hermoso castellano, me ha encantado porque además de salir del corazón y vivirlo a flor de piel lo sabes expresar de forma y manera realmente emocionante y gustoso de leer.

    Valoro mucho quien se toma la molestia y el tiempo de usar y manejar el rico y variado castellano porque soy un firme apasionado de la lectura, me encantan las comparaciones y ejemplos con los que adornas el relato y he disfrutado muchísimo ya que estoy en tu misma situación pero en Oxford.

    Si quieres puedes leer algo de mis andanzas en

    http://mevoyalmundo.com/me-voy-oxford-buscar-trabajo-diario-kino/

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias, ahora mismo le echo un vistazo a tu blog. Gracias por tu feedback, la verdad es que me ha hecho mucha ilusión. Soy una gran amante del castellano y aprecio de veras tu comentario.
      ¡Un abrazo!

      Me gusta

      1. Gracias a ti siempre y ahora mismo acabo de publicar un artículo en mi blog, el enlace que te mandé es una sección propia dentro de la web http://www.yomevoyalmundo.com donde relato mis andanzas por Kinoxford.
        Si te parece bien te puedo dar el Mail del dueño de la web que es Andrés y trabaja como teleoperador en dublin, le mandas un artículo de prueba como hice yo y él decide si lo publica o no.No me paga dinero pero a cambio me creó un canal you tube para mis vídeos,yo me lo cobro por otro lado ya que la difusión de algo que escribes para que pueda ser leído y compartido por el resto es una enorme satisfacción.
        Cambiando de tema,¿en qué ciudad vives ahora?
        Hoy en día resulta muy extraño encontrar a alguien que se tome la molestia de usar bien el castellano,con lo bonito y rico que es para adornar las historias cotidianas lamento mucho que la retórica se haya retirado de la enseñanza pública y privada,por eso celebro con alegría y entusiasmo leer algo escrito de forma hermosa y elaborada.

        Me gusta

  3. Espectacular!!, simplemente Espectacular!!
    Como si lo hubiera escrito yo misma… Con la diferencia de que yo ya estoy aquí casi séis años. He llorado desde la palabra uno!!
    Maravilloso!!
    Gracias Enma.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias Luisa, me alegra haber plasmado con letras lo que tantos tenemos en la cabeza y el corazón. Aunque yo llevo poquito aquí, reconozco que es toda una aventura. Por aquí seguiré con mis historietas 🙂
      Un abrazo.

      Me gusta

  4. Emma enhorabuena por saber transmitir de una manera tan clara lo que se experimenta y siente cuando abandonas España para probar suerte en Londres. Me he sentido identificado de principio a fin. Para quitarse el sombrero. Simplemente gracias

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti, Raúl por dedicarme tu tiempo y darme un feedback tan bonito. Por aquí seguiré con mis historietas por si te apetece leerme de nuevo.
      Un abrazo fuerte y suerte con tu aventura 🙂

      Me gusta

  5. Emma, no te conozco de nada, pero me ha encantado. He leído tu escrito porque una buena amiga que vive en Inglaterra desde hace tres años me lo ha enviado, completamente identificada. Mi prima también vive alli desde hace un año.
    Enhorabuena por tu crecimiento personal y por saber plasmarlo tan certeramente en un escrito que después vas a compartir.
    Un saludo y bienvenida a tu otra vida, la verdadera, la del viaje permanente hacia tu interior. Sabrás emplear el mundo exterior para crecer por dentro y proyectarte hacia fuera después.

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias María. Me alegra que te haya gustado y me ha encantado tu mensaje. Ahora comienza la otra parte de la aventura, por aquí seguiré con mis historietas por si quieres seguirme. Te mando un abrazo fuerte y otro a tu prima y a tu amiga por ser unas valientes 🙂
      ¡Muchas gracias de nuevo!

      Me gusta

  6. Creer ser libre y creer poder hacer lo que uno quiera cuando en realidad no es así, estas atrapada en una monotonía que cres ser libertad por estar en el extranjero y combinarlo con pisar Madrid como si fueran las vacaciones soñadas durante todo el año, la libertad no consta de tener horarios ni “breaks” de 30 min.

    Me gusta

  7. A ver por donde empiezo,bonito tu post, pero eres una inmigrante de primera clase,o de clase preferente, hay inmigrantes q han llegado forzados a otros paises,no con las ventajas de nosotros, yo soy una inmigrante de 3a seguramente, fui inmigrante hace 30 años cuando llegué a España,y ahora hace casi 4 años volvi a ser inmigrante al venirme al reino unido, con una edad ya avanzada, 54 años,ahora 57,con dos hijos adolescentes,dos maletas y una mascota, afortunadamente no hemos tenido que dormir en refugios ni nada, doy gracias a Dios por las cosas que hemos conseguido aca y la facilidad con las que se consiguen,trabajo,vivienda,amigos,etc, pero mi suegro me contaba las vicisitudes que pasaron ellos en su época que tambien tuvieron que emigrar a alemania, francia.etc de paises,ellos si sufrieron mucho, y en esa época España exportó muchos inmigrantes por el estado del pais, hoy volvemos a emigrar,esta vez jovenes como vosotros,con carreras,pero la ventaja es que es una emigracion cercana por la ventaja de la tecnologia, porque con 6 meses ya has podido ir a visitar la familia, pero eso os fortalece y os llena el curriculum con buenas cosas,t felicito,porque yo como madre,sé lo que debe haber sufrido tu madre y tú por supuesto como hija, yo aun conservo la tarjeta de telef,por si acaso, y veo las noticias por internet de tv.española,el futbol y me mantengo al dia,apesar de que acá es mi nuevo hogar,pero algun dia espero volver a mi tierra, España es mi tierra hace 30 años y alli quiero terminar mi vida,sentada en una cala de mallorca, tomandome un delicioso cortadito,que es lo que más extraño.

    Me gusta

  8. Increíble Emma, has conseguido plasmar lo que todos sentimos. Me tocasté con ‘aprender a llorar en otro idioma’. Qué duro es ser emigrante y qué gratificante a la vez. Sigue escribiendo, nos haces ver que no estamos solos.
    Un abrazo
    Silvia

    Me gusta

  9. Emosionado casi hasta las lagrimas.. que bien escribes muchacha.. esperamos muy pronto un libro tuyo. Y felicidades por encontrarte a ti misma y descubrir que nuestro hogar esta dentro de nosotros mismos..

    Me gusta

  10. Descubrí el canal de YouTube y ahora vengo a echar un vistazo al blog. Tengo que decir que me encanta!! le pones palabras a sentimientos dificiles de explicar.
    Yo llevo 4 meses en Edimburgo, y aqui vamos, poco a poco.
    Gracias por compartir tu experiencia y hacerme ver que hay mucha gente en la misma situacion!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s