Esperanzas laborales británicas. Españoles por agencias de empleo. Sobre cómo llegué a cantar en un asilo.

Descubriendo los “guardian angels”. Apretaba el mes de Noviembre en Britishlandia, las gaviotas sobrevolaban la calle principal de la comarca y el lechero llegaba cada mañana puntual a su cita con nuestro “delivery” diario. Cinco botellas de desnatada y diez de semi, gracias. La normalidad gobernaba el asfalto impoluto recién pulido por la máquina de limpieza que hacía su tour rutinario a las 8 de … Continúa leyendo Esperanzas laborales británicas. Españoles por agencias de empleo. Sobre cómo llegué a cantar en un asilo.

La vida antes de las cinco. Cómo tener “so much fun ”.

O AL MENOS CÓMO INTENTARLO. En un lugar al otro lado del Canal de la Mancha, de cuyo nombre no puedo acordarme porque es imposible de pronunciar sin escupir tres veces por el camino, vivía una risueña y castiza princesa que decidió mudarse a Britishlandia por allá el mes de Septiembre, cuando los pajaritos cantaban, las nubes se levantaban y los días duraban hasta el … Continúa leyendo La vida antes de las cinco. Cómo tener “so much fun ”.